20 may. 2011

1+1=


  

 ¡¡Señora, señora…qué se ha dejado su libro en el asiento!! Nada…no me ha oído…y el tren  ha cerrado las puertas. En fin…se lo daré al revisor  por si lo reclaman. Antes de dejar  el libro a mi lado, me fijo en él. Es delgado, con pocas páginas  y en la portada,  tiene dibujado un altavoz de los de antes. ¿Qué titulo más extraño? ¡¡¡¡ Indignaos !!!! …y está escrito por un hombre francés de 93 años que se llama Stéphane Hessel. 

 Decido leerlo mientras el tren sigue con su ritmo lento y deteniéndose de vez en cuando en las estaciones antes de llegar a mi destino. Me doy cuenta que Stéphane, a lo largo de su libro , hace un interesante  alegato contra la indiferencia y a favor de la insurrección pacifica. Me deja pensativo y con un sabor agridulce al acabarlo.

 Este paisaje me suena, ya estoy llegando a casa. Se acerca el revisor, me pide el billete sin mirarme  y  lo “tica” con indiferencia.  Silencio, no le digo nada. Cambio de opinión, no se lo daré pero tampoco me lo llevaré, lo dejaré aquí, para que otra persona también pueda leerlo. Bajo del tren  y me quedo mirándo como se pierde en la lejanía, pensando en las palabras escritas por  Stéphane en aquel libro .


video

1 comentario:

  1. Fotografia del enlace http://blogs.20minutos.es/nilibreniocupado/2008/11/17/secuencia-primera/

    Video del enlace http://www.youtube.com/watch?v=tN2afYN0OhA

    ResponderEliminar